Jue05252017

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Especiales La Chaposa: La historia de la ‘Reina Madre’

La Chaposa: La historia de la ‘Reina Madre’

31 Marzo 2014 -  by Néstor Obregón Rossi

Si hay una yegua a la que la historia del turf le debe guardar varias páginas de reconocimiento es LA CHAPOSA. Campeona velocista e ícono del turf en los 80 en Monterrico, su fama se internacionalizó cuando se instaló como madre en los Estados Unidos, propiamente en el Estado de Florida, y allí produjo una larga lista de descendientes que, hasta hoy, la siguen manteniendo vigente en el elevage mundial.

Los éxitos conseguidos por dos descendientes suyos, particularmente, impulsaron a reeditar este informe elaborado en el 2010 sobre la trayectoria y legado de esta generosa yegua.

Nos referimos a WINNING PRIZE (ARG, Pure Prize), el veloz campeón argentino que el pasado 8 de marzo se impuso en el Frank E.  Kilroe Stakes (G1) en Santa Anita. La otra es KINNARA (Privately Held), que viene de ganar el Clásico Ernesto Ayulo Pardo (L) en Monterrico.

Por uno u otro lado, ambos muestran en su pedigree el nombre de la destacada hija de Ups y vale la pena, entonces, navegar por la historia de la yegua y rendirle tributo a una verdadera embajadora de la crianza nacional y la mejor continuadora de otra “grande” de nuestro turf como lo fue Pamplona.


BELINDA Y EL INICIO DE LA HISTORIA
En 1965 nació en Buenos Aires una castaña oscura hija del padrillo francés Nyangal (Djebel) y la yegua argentina Goelette (Seductor), que al poco tiempo fue importada al Perú para empezar trayectoria deportiva. Belinda, así se le llamó, desarrolló una campaña que no fue del todo mala, si revisamos las estadísticas. Ganó cuatro carreras a los 3 años y completó dos triunfos más a los 4 años, en medio de una corta vida en las pistas, donde además figuró quinta en el entonces Clásico Hipódromo de La Plata, disputado en Lima.

Pero antes de entrar a conocer lo que hizo en el criadero, estudiemos un poco sus antecedentes. Goelette, la madre de Belinda, fue abuela del caballo argentino GALISTEO (Duncan II), que ganó el Gran Premio Polla de Potrillos (G1) en medio de una destacada campaña clásica, tanto en Argentina como en Uruguay y luego fue llevado a la reproducción como padrillo.

Por otro lado, la madre de Goelette era la yegua Goleta (Bahram y Umyak, por Rustom Pasha), que era hermana entera de Brigantine (Bahram y Umyak, por Rustom Pasha), que a la postre fue la abuela de la extraordinaria BRILLANTLY (Major Gundry), Yegua del Año, Campeona Adulta y Campeona Fondista en Argentina, ganadora de 8 carreras en los Hipódromos de San Isidro, Palermo y La Plata, incluyendo tres pruebas de G1: Gran Premio Copa de Oro, Gran Premio Ignacio Correas y Gran Premio La Missión, además de otras tres competencias de Grupo 2.

Ahora retornemos a Belinda. Culminada su campaña en las pistas del Hipódromo de Monterrico, fue llevada al Haras Los Pacaes para aprovechar sus extraordinarias líneas de sangre. Allí daría inicio a una destacada descendencia que luego empezaría a tener una gran ramificación internacional, básicamente por una de sus hijas.

Belinda, según datos conseguidos, tuvo diez crías, de las cuales nueve debutaron y ocho resultaron ganadoras. De toda esa producción nos ocuparemos más adelante.


UPS Y SU INFLUENCIA

La tercera cría de Belinda se dio luego del cruce con el padrillo Ups. Este último era un castaño nacido en Perú en 1968, que vino de la unión del excelente caballo Deming –un clasiquero argentino descendiente del famoso British Empire (Colombo y Rose of England, por Teddy), que llegó desde Inglaterra a la Argentina a enriquecer su crianza en los años cuarenta– y de una yegua madre excepcional con el pasar de los años como fue la inglesa Malestrella, una Masked Light (Signal Light – Pharos) y Muscade, por Foxhunter. Esta última también produjo una serie de ganadores sobre los cuales se podría hacer todo un artículo en otra ocasión.

Lo cierto es que Ups fue una sensación en las pistas. Se ganó 14 carreras, incluso el Gran Premio Internacional Organización Sudamericana de Fomento al Pura Sangre de Carreras, disputado en el Hipódromo de Monterrico en el año 1973. Pero además ganó los Clásicos Coronel Francisco Bolognesi y OSAF y los Premios Augusto N. Wiese, Policía de Investigaciones del Perú, Club Hípico de Santiago, Jockey Club de Guayaquil, Hernando de Lavalle, Asociación de Periodistas Hípicos del Perú, Farruco, Ventisco y Folié.

Pero hubo algo que hasta la fecha no ha podido ser superado. Y es el record que marcó el 23 de mayo de 1972, cuando corrió los 1.400 metros en 1min22s0.

Llevado a la reproducción, su éxito no podía ser mejor. Produjo a 23 ganadores clásicos –aunque algunos cuenten 31 porque en esos años habían Premios Especiales que tenían categoría de clásicos– encabezados por TATTOO, ganador de la Triple Corona; ATOLONDRADA, Potranca Campeona a los 3 años; EMBASSY JR., destacado ganador clásico en Arequipa; Lúcuma, Dimona, Direa, Abuncho, Maestra Vida, Encapuchado, Donizetti, Lady In Red, Lady Ups, Lord Angel, Pivual y un largo etcétera.


LA CHAPOSA
, CAMPEONA DESDE EL ARRANQUE
En 1980, en las instalaciones del Haras Los Pacaes nacería la tercera cría de la yegua Belinda, fruto del cruce con el ya consagrado padrillo Ups. La yegua, una linda y bien conformada castaña, que fue adquirida por el Stud Millín y sería bautizada como LA CHAPOSA.

Lo que hizo en las pistas fue, simplemente, espectacular. Desde su debut fue mostrando una condición de estrella, que la terminó ubicando entre las mejores de su generación a finales de 1982. Luego, a los 3 años, se convirtió en una gran sprinter, capaz de ganar el Clásico Internacional América (G1), cuando adelantó no sólo a los mejores caballos de la velocidad peruana, sino también a los cracks argentinos Fumador y Tru Boy. Esto le valió el título de Campeona de la Velocidad en 1983.

Al final, a lo largo de su campaña de 18 presentaciones públicas entre los 2 y 4 años, ganó 13 carreras, incluyendo también los Clásicos Velocidad (G1) y Dos de Mayo (G3) y los Premios Especiales Atahualpa, Contralmirante Villar, Ricardo Palma, Francisco Pizarro, Otoño, Primavera, República de Venezuela y República de Colombia, además de 5 segundos lugares, sumando un total de US$ 58.353 en premios, que para la época eran una verdadera fortuna.

LA CHAPOSA nunca bajó del placé y eso terminó por convencer a unos inversionistas extranjeros para adquirirla y llevarla como vientre a Estados Unidos, dado su gran linaje y su rendimiento en las pistas. Lo que se estaba produciendo en ese momento era la exportación de la que es considerada la sucesora de la gran yegua peruana Pamplona en la crianza mundial.


LOS ÉXITOS DE SUS PRIMEROS HIJOS

Instalada en Ocala, Florida, LA CHAPOSA fue ampliando su éxito a niveles no esperados. Produjo 16 productos entre 1986 y el 2006, de las cuales 12 llegaron a competir en carreras públicas, 10 resultaron ganadores y 2 de ellos fueron vencedores en carreras de Grupo Uno, tanto así que la campeona peruana fue elegida dos veces Yegua Madre del Año en Florida.

Presentada al padrillo Baldski (Nijisnky) en 1985, produjo al año siguiente su primera cría. Se trató de una potranca castaña llamada BALD LA, que no hizo mala campaña, puesto que ganó 6 carreras y sumó US$ 105.460 en premios a lo largo de 37 presentaciones. La yegua, sin embargo, no tuvo descendencia que figure en los archivos.

En 1987 nacería la segunda cría de LA CHAPOSA. Y nuevamente fue repitiendo el mismo cruce de la primera cría. Se trató de PERUVIAN PRIDE (USA, Baldski) una castaña oscura que no llegó a correr y, más bien, fue importada al Perú con su primera cría, la potranca MÁS SABROSA (L’Emigrant), que posteriormente produjo a MAYORAZGO (Prospector’s Cap), ganador del Clásico Santorín (G3); a La Palizada (Southern Rhythm), madre de Ahora Sí (Quintillón), destacada yegua clasiquera del pasto; y a Chaposita (Off’N’Away), la madre de la ganadora clásica KINNARA (Privately Held) (FOTO 2).

En 1993, PERUVIAN PRIDE dio su primer descendiente en Perú. La cría se llamó DESBORDANTE (Destinado) y ganó 13 carreras. Pero los principales hijos de PERUVIAN PRIDE en Perú aparecieron en 1994 y 1995. Se trataron de NAVAJO (Spend One Dólar) y PALESTINO (Stash), respectivamente. El primero fue ganador de 12 carreras, incluyendo el Clásico Manuel Químper (L), Selección de Padrillos y Estrellas. El segundo, por su parte, fue Campeón a los 2 años, incluyendo su victoria en el Clásico Luis Olaechea Du Bois (G3).

En 1997 PERUVIAN PRIDE produjo a ACORAZADO (Stash) –ganador clásico en Arequipa– y luego la yegua fue llevada de regreso a los Estados Unidos donde siguió produciendo buenos caballos. Allí produjo en 1998 a RANSOM’S PRIDE (USA, Red Ransom), que fue ganadora del Ticonderoga Handicap y del Yaddo Handicap, sumando US$ 272.772 en premios. Actualmente reporta cuatro crías en edad de competición.

Finalmente en el 2001, PERUVIAN PRIDE produjo a PRIDE OF NEW YORK (USA, Mt. Livermore), ganador de 2 carreras en medio de una corta campaña de 5 presentaciones.


YOU AND I Y LA FAMA

Se sabía que LA CHAPOSA podía dar más. Pero en 1988 y 1990 nacieron dos potros que no respondieron al linaje que transmitía la campeona. El primero fue SHADES OF FORTUNE (USA, Bold Forbes), que solo ganó 2 carreras en 31 presentaciones y acumuló premios por US$ 14.312. El segundo fue INSURED WINNER (USA, Baldski), un macho castrado que ni siquiera pudo correr.

Pero en 1991 nacería un potro que cambiaría el rumbo de la historia de la yegua peruana. Se trataría de YOU AND I (Kris S) y de inmediato la fama empezaría a rondar sobre la figura de campeona velocista.

Con victorias en el Metropolitan Handicap (G1), Brooklyn Handicap (G2), Cowdin Handicap (G2), Riva Ridge Stakes (G3), y ser record horse de los 1400 metros con 1min20s1/5, You And I pasaría a ubicarse entre los mejores caballos de la zona este de los Estados Unidos. Sumó US$ 701.705 en premios y al término de su campaña ingresó como reproductor a Kentucky, donde con su segunda generación fue Padrillo Líder de la estadística de ganadores clásicos para los productos de 2 años en el 2001.

Su mejor descendiente, de lejos, fue YOU. Ganadora de 9 carreras y 8 placé en 23 presentaciones, sumó US$ 2.101.353 en premios. Ganó 5 pruebas de G1 entre los 2 y 3 años: Frizette Stakes, Santa Anita Oaks, Test Stakes, Acorn Stakes y Las Vírgenes Stakes. Llevada como yegua madre extendió el linaje con su primogénito YOU AND I FOREVER (USA, A.P. Indy), ganador del Gulfstream Park Handicap (G2), pero ha figurado segundo en otras competencias de Grupo Dos y Grupo Tres, acumulando US$ 471.734.

Debido a sus buenos pergaminos en el elevage estadounidense, YOU AND I pisó tierra peruana en el segundo semestre de 1998, importado por un grupo de criadores locales. Aquí dio innumerables ganadores, que las que sobresalen MARIMER (Ganadora del Clásico Polla de Potrancas–G1) y DANIELA (Madre de los también ganadores clásicos ANUNCIATA, WEMBLEY y FENERBAHCE). Pero además produjo a WINNING WAYS, ganadora clásica en Uruguay y madre del ya conocido WINNING PRIZE (ARG, Pure Prize), campeón argentino y reciente ganador de G1 en los Estados Unidos. (FOTO 3).

You And I cuenta en total con 16 ganadores clásicos en 9 países: Estados Unidos, Inglaterra, Méjico, Noruega, Perú, Puerto Rico, Suecia, Turkia y Uruguay.


CHAPOSA SPRINGS, OTRO BOTON DE MUESTRA

En 1992 nació la sexta hija de LA CHAPOSA. Nuevamente el cruce fue con Baldski, pues aunque los anteriores resultados no fueron los esperados, se sabía que la mezcla daría en cualquier momento un caballo de nivel. Y vaya que lo fue. La aparición de CHAPOSA SPRINGS en la hípica estadounidense marcó una etapa hacia mediados de la década de los 90.

Fue, posiblemente, una de las mejores féminas del turf en los últimos años del siglo pasado. Ganó nada menos que 14 carreras, 12 de ellas de categoría clásica, incluyendo dos pruebas de Grupo Uno: Ballerina Handicap y Test Stakes. Además fue placé en 5 ocasiones y sumó US$ 762.115 en premios, todo dentro de una campaña de 23 actuaciones públicas.

Todo esto le permitió a LA CHAPOSA ganar por segundo año consecutivo el título de Mejor Yegua Madre en Florida (la primera vez fue por los éxitos de You And I).

Lo cierto es que CHAPOSA SPRINGS extendió la línea de la campeona peruana y hoy es cabeza de una prolija lista de descendientes, que llegan a su nieto MENDIP (USA, Harlan’s Holiday), ganador en Meydan del Al Maktoum Challenge R2 (G2), Al Maktoum Challenge R1 (G2), Burj Naar (G3), Al Bastakiya (L) y placé clásico en el UAE Derby (G2), acumulando US$ 895.961.

CHAPOSA SPRINGS produjo 10 crías. De ellas, la primera fue ABSOLUTE MAGIC (Unbridled), yegua que no corrió, pero que tuvo varias crías ganadoras. Entre ellas destaca CONSTANCE (USA, Vindication), que ganó 2 carreras en 6 presentaciones y acumuló US$ 54.060 en premios antes de ser destinada a la reproducción. Hoy, en Perú, se encuentra su propia hermana IQUEÑA (USA, Vindication), con figuraciones en pocas presentaciones y actualmente instalada como vientre en el Haras Barlovento.

Sin embargo, a la fecha, la mejor hija de CHAPOSA SPRINGS en el criadero ha sido WELL SPRING (USA, Coronado’s Quest), que solo tuvo figuraciones a los 3 años, pero que ya dio al mencionado MENDIP, potrillo que fue comprado por Godolphin en la suma de US$ 375 mil en los remates de Fasip Tipton de marzo del 2009.

Actualmente, en Monterrico, se encuentra corriendo una cría de CHAPOSA SPRINGS llamada CHAPOSA STRIKE (USA, English Channel)


LOS DEMÁS

Para 1994 la fama de LA CHAPOSA ya había pasado fronteras y eso se reflejó en el precio de sus crías. En febrero de 1996, en los remates del Ocala Breeders’ Sale (OBS), en Florida, salió a la venta una hija de Skip Trial y la yegua peruana. Se trató de ISLAND RHYTHM por la que se pagó US$ 225.000. La campaña en las pistas de la yegua fue corta, pues solo acumuló 1 triunfo y 1 placé en 4 presentaciones a los 2 años, sumando US$ 26.600 en premios. Pero llevada al criadero hizo algo mucho más decente.

Allí produjo a Tenfold (USA, Tiznow), que fue vendido en US$ 725 mil en los remates de noviembre del 2005 en Keeneland. Posteriormente, en las pistas ganó 3 carreras y fue segundo en el San Rafael Stakes (G2), acumulando US$ 110.260 en premios. También produjo a Cascabella (USA, Afleet Alex), vendida en US$ 200 mil en los remates de Keeneland del 2008 y ganadora de seis carreras, además de ser segunda en el Lighthouse Stakes y tercera en el Redbud Stakes y Monmouth Beach Stakes, acumulando US$ 190.552.

En 1995, LA CHAPOSA dio a LIVIA B (Jolie’s Halo), que produjo a ARIADNES LINE (USA, Grand Slam), vendido a Japón donde ha ganado hasta el momento 3 carreras y US$ 264.028 en 5 presentaciones.

Un hijo de LIVIA B llegó a Perú. Se trata de FURIBUNDO (USA, Strong Hope), ganador de 3 carreras, mientras que su propia hermana LIVIA B STRONG (USA, Strong Hope) se encuentra como reproductora en el Haras Gina Santa Rosa.

LA CHAPOSA siguió produciendo buenos caballos. En 1996, otra vez cruzada con Kris S., dio al propio hermano de YOU AND I. Se llamó SERAZZO, ganador de 9 victorias, además de ser segundo en varias de las principales carreras de salto en los Estados Unidos, acumulando US$ 304.748.

En 1997, LA CHAPOSA produjo a TOI ET MOI (USA, Deputy Minister) que fue vendida en 675 mil dólares en los remates de Keeneland de ese mismo año. La yegua no corrió pero, en medio de una larga lista de hijos, tuvo a Elle Et Moi (USA, Trempolino), que alcanzó a figurar en un Premio Especial en Francia. A Lima llegó su hermana TRES SMARTS (USA, Smart Strike), actual reproductora en el Haras Barlovento.

LA CHAPOSA fue presentada nuevamente a Deputy Minister y produjo en 1998 a FIDDLIN DEVON que en las pistas ganó una carrera en una corta campaña y fue llevada al criadero. Allí produjo a Bear’s Swan (USA, El Corredor), ganadora de 4 carreras y tercera en el Mademoiselle Stakes; y a Devon Rock (USA, Rock Hard Ten), ganador de 3 carreras y tercero en el Choice Stakes.

En 1999 nacería MALIBU THUNDER (USA, Thunder Gulch), en el 2001 WHERE WERE YOU (USA, Forestry) y en el 2002 CHAPENA (USA, Fusaichi Pegasus), que no lograron mayor trascendencia en las pistas.

La penúltima cría de LA CHAPOSA fue el castaño Point Gold (USA, Point Given), nacido en el 2004 y que fue vendido a los 2 años en 110 mil dólares. Su campaña en la pista fue buena, pues ganó 3 carreras y entró tercero en el World Serie Of Poker Stakes, acumulando US$ 90.505 en premios. En tanto, la última cría fue LUTYJ (USA, Tiznow), nacido en el 2006 y vendido a Rusia, donde fue ganador del Grand Sprint Stakes (G2), además de tercero en el Russian Minister of Agriculture Stakes (G1) y Elite Stakes (G2).

En resumen, LA CHAPOSA tuvo 16 crías, de las cuales 13 fueron debutantes. De ellas, 11 ganaron al menos una competencia, incluyendo a 2 ganadores de G1 y a un vencedor de G2. Las ganancias conseguidas por sus hijos superan los US$ 2 millones.


LAS HERMANAS DE LA CHAPOSA
La
presencia que tiene la línea materna de la yegua La Chaposa en la crianza peruana es, sin duda, espectacular. Porque si revisamos los cuadros encontraremos que hay una marcada presencia de la familia de la campeona de la velocidad en muchos pedigrees que hoy son importantes en la escena nacional.

Así, por ejemplo, la hermana mayor de LA CHAPOSA es la destacada yegua Fanny (76, por Feat), que en una corta campaña ganó 2 carreras y alcanzó figuración clásica. Pero nada se compara a lo que hizo en el criadero, pues produjo, entre otros, a PUP (Lutz), Caballo Campeón en 1994, ganador de 12 carreras, incluyendo dos pruebas de Grupo Uno, y luego fue llevado a la reproducción como padrillo.

Fanny también produjo a Librería (Lord Layabout), ganadora de 9 carreras y con figuraciones clásicas; SOUTHERN BABY (Lutz), madre de Sweet Baby (Ask Clarence) y Luz de Luna (Devil’s Moon), destacadas figuradoras clásicas; y LA BRAVA (Lutz), madre de los destacados ganadores MARIVERITO (Book The Band) y TEUTON (Book The Band).

Otra hermana de LA CHAPOSA es LA COLORADA (77, por El Fuhrer), destacada ganadora clásica en los años 80 que produjo a LINDA CHATA (Río Verde), que también fue ganadora clásica en el Hipódromo de Monterrico y luego produjo a CONCRELISTO (Iron), BELINDA’S PRIDE (You And I) y BADALPUR (Abel Prospect).

Otra yegua importante dentro de esta familia es LA REAL (87, por Tattoo), una 3/4 hermana de LA CHAPOSA, que ganó dos carreras en Lima y luego produjo a SOUL SINGER (Spend One Dollar), ganador del Clásico Claudio Fernández Concha Macías (G3) marcando el record de 1min41s2 para los 1.700 metros en la pista de césped.


EL COLOFON

LA CHAPOSA es, sin duda, una de las más grandes apariciones del turf peruano en todos los tiempos. Su línea materna y paterna, su campaña en las pistas y su gran producción en el criadero la ubican como un referente del turf nacional. Bien merecido, por ello, este tributo a una de las yeguas fundadoras, a la ‘Reina Madre’ de nuestro elevage.

 

 

Foto: Archivo Perú Hípico

Modificado por última vez en Domingo, 06 Abril 2014 12:52

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.