Sáb09212019

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Nacionales Lima Cuando Juan Pablo II visitó el Hipódromo de Monterrico
Sábado, 26 Abril 2014 16:07

Cuando Juan Pablo II visitó el Hipódromo de Monterrico

Escrito por  Perú Hípico
Valora este artículo
(0 votos)

El mundo católico vivió este domingo uno de los momentos más importantes de su historia reciente: La canonización de dos de sus pontífices más queridos y apreciados de todos los tiempos, Juan XXIII y Juan Pablo II. Al respecto, es bueno recordar la bendición que Karol Wojtyla brindó al pueblo peruano teniendo como sede las instalaciones del Hipódromo de Monterrico, hace casi 30 años.

En efecto, el histórico evento se produjo el sábado 5 de febrero de 1985, durante la primera de las dos visitas que realizó el Sumo Pontífice a nuestro país y en medio de una coyuntura especialmente difícil para el Perú, que ya empezaba a sentir las consecuencias de la violencia terrorista y la crisis económica.

El Vaticano había programado el Encuentro con los Jóvenes y el escenario elegido, por su gran concentración de público, fue el Coloso de Surco. Se calcularon 80 mil personas aquella tarde, durante la homilía que brindó el Santo Padre.

Con un mensaje de esperanza y donde se invocó al amor y a la fe como base de la vida del cristiano, Juan Pablo II se dirigió a los miles de jóvenes y fieles que aquella calurosa tarde de febrero colmaron las instalaciones de Monterrico, portando banderas blancas y amarillas, en un hecho que hoy cobra un nuevo sentido para la historia del coloso hípico limeño.

“No es éste el momento para indecisiones, ausencias o faltas de compromiso. Es la hora de los audaces, de los que tienen esperanzas, de los que aspiran a vivir a plenitud el Evangelio y de los que quieren realizarlo en el mundo actual y en la historia que se avecina. A ejemplo de la joven Santa Rosa de Lima, empeñad vuestras energías en construir un Perú donde brille la santidad, donde se plasmen las bienaventuranzas del reino”, fueron parte de las palabras de Juan Pablo II.

En remembranza a aquella tarde, el Hipódromo de Monterrico construyó hace unos años un monumento a la paz, que se erige en la zona de la Pelousse, cerca de la pileta, exactamente en el sitio donde se colocó el estrado desde donde el Papa brindó su discurso.

Un espacio que desde ahora pasará a ser lugar santo y que en momentos especialmente difíciles para el turf peruano, también debe irradiar sus bendiciones para los amantes de la hípica.

 

Foto: Archivo Perú Hípico

Visto 2484 veces Modificado por última vez en Domingo, 27 Abril 2014 22:20