Jue09192019

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Internacionales Sudamérica Kalithea y Ruiz Díaz le pusieron el alma para ganar la Polla de Potrancas (G1)
Sábado, 06 Septiembre 2014 00:00

Kalithea y Ruiz Díaz le pusieron el alma para ganar la Polla de Potrancas (G1)

Escrito por  Diego Mitagstein / Turf Diario
Valora este artículo
(0 votos)

Buenos Aires, Argentina. En la pista, la tarde sabatina en Palermo fue tan brillante como el sol que recibió a los aficionados tras la tormenta grande de la noche previa. Fue un día de finales tremendos, a pura garra; a pura emoción. (VER VIDEO).

Ocurrió en la Polla de Potrillos (G1) y también un rato antes, en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), donde Kalithea fue casi un calco de lo ocurrido hace doce meses y privó a la gran favorita Quita Nistel (Van Nistelrooy) de un triunfo que, dio la impresión, bien podría haberle pertenecido.

Era tan clara en la previa la carrera como terminó dándose en el cierre, con las dos máximas candidatas apropiándose de las cámaras durante la última mitad de la recta, reservando la definición casi para el último salto, generosas con las tribunas.

Kalithea repitió la imagen de 2013, cuando el entrenador Juan Bautista Udaondo y el jockey Jorge Ruiz Díaz se unieron en un abrazo interminable, con la chaquetilla del Stud-Haras Santa Inés de por medio y a través de una hija de Exchange Rate, Querida Rebeca. Hubo dos grandes diferencias, el pelo zaino mutó el tordillo de la nueva reina, y la lluvia de aquella tarde rotó al otro extremo, sin nubes a la vista.

Kalithea y Quita Nistel tuvieron casi el mismo desarrollo, pero la ganadora encontró mucho menos tráfico en el camino, una ventaja fundamental en el momento oportuno.

La favorita no largó bien, y allí mismo comenzaron a complicársele las cosas. Chocó varias veces e, incluso, en la mitad del codo no rodó de milagro; la imagen de TV fue elocuente con la cara de Edwin Talaverano, su jockey, que se vio venir lo peor. Zafó, está claro, aunque el daño ya estaba hecho.

Ruiz Díaz buscó rápido la mitad de la pista al salir de la curva, cuando todavía Contessa Linda (Lizard Island) se prodigaba en la delantera. Y Talaverano apeló a la misma opción con Quita Nistel, prefiriendo ese movimiento a esperar por dentro para ahorrar metros.

Se juntaron por los 400 y atropellaron juntas, midiéndose. Ruiz Díaz exigió antes, bastante antes, y la actitud pasiva del peruano hizo pensar que no se le escaparía a Quita Nistel. Pero cuando este llamó al rigor, la potranca ya no tenía demasiadas fuerzas. Lucharon cabeza a cabeza y en los 20 metros finales Kalithea sacó energías extras para bajar la cabeza antes y llevarse la gloria.

A otros cuatro cuerpos, Contessa Linda quedaba tercera y ratificaba también su posición como una de las mejores potrancas de la camada. A la cincha, Boca Inc (Include) se llevaba el cuarto lugar y Solo Para Ti (Not for Sale) completaba el marcador rentado a cuatro largos más, en un marcador absolutamente previsible y que, si se quiere, sólo contó la ausencia de Esmeralda Nobleza (Halo Sunshine) -terminó octava-, desconocida en su primera visita a la arena.

Llegó entonces el tiempo del festejo, especial para los protagonistas. Jorge Ruiz Díaz se paró en los estribos de la ganadora antes de cruzar el disco, quizás con demasiada efusividad para un momento tan ajustado, y no fueron pocos los que le recordaron que no era la primera vez que lo hacía. El jockey reconoció luego que se pasó, pero que se le hizo imposible frenar la emoción. Es bueno saber que sea consciente de que es algo que debe empezar a controlar, es una persona inteligente.

A Juan Udaondo se le pasaron todos los dolores y prácticamente que rodó por las escaleras para meterse en la marea de alegría. El Flaco la pasó mal últimamente, con una lesión en un brazo por u accidente automovilístico que derivó en un par de operaciones riesgosas. La alegría se ve que es el mejor analgésico. Otra vez, como muchas, el cuidador mostró todo lo que sabe sobre cuidar buenos caballos, un premio grande, sin dudas.

Y tampoco podían borrarle la sonrisa de su rostro a Alberto Stein, el propietario de La Leyenda que junto a Alessandro Misserocchi y Ricardo Benedicto -Santa Inés y La Pasión- asumieron la inversión de traer a Exchange Rate a la Argentina, el padrillo que en dos generaciones ya ganó dos Pollas de Potrancas (G1).

Todo lo posibilitó Kalithea, una potranca en crecimiento que encontró su hora de mayor gloria hasta el momento. Junto con la estupenda Quita Nistel y Safari Miss, las chicas garantizan el espectáculo espectacular por lo que resta de la temporada.

 

Crédito de foto: Gustavo Duprat

Visto 2398 veces Modificado por última vez en Domingo, 07 Septiembre 2014 13:31