Vie11172017

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Opiniones ¿Quién gana y quién pierde con las carreras para caballos de 3 años y más edad?

¿Quién gana y quién pierde con las carreras para caballos de 3 años y más edad?

29 Enero 2015 -  by

Desde que comenzó el 2015, el Jockey Club del Perú ha estado armando su programación con carreras 'condicionales' para todo caballo desde los 3 años en adelante, pero separándolos en lotes de perdedores o de ganadores de 1 o más carreras.

na decisión que, a la luz de los resultados, atenta enormemente a los dueños de caballos de 4 años, sobre todo, que se ven sin la posibilidad de ganar frente a aquellos que son propietarios de productos de 3 años.

En una realidad como la nuestra, donde lo que se debe buscar es incentivar al propietario ‘chico’, ese que nutre las programaciones semanales y a quien, debido a los altos costos de mantenimiento, le cuesta cada vez más seguir teniendo caballos, poner condicionales mixtas en edad y en género, golpea mucho los intereses de esos dueños.

Un dueño de un caballo de 4 años no ganador, que gasta entre 1000 y 1500 soles de pensión al mes y que debe resignarse a tener un penco que se defiende en las carreras, pero que no va a llegar a ser estrella, deberá ahora correr frente a un potrillo más joven, que recibe la ventaja de correr con menos kilaje en la montura y que en la mayoría de los casos no cuenta con una campaña tan dilatada.

Es decir, a ese dueño que ya sufre bastante por no haber tenido la suerte de que su caballo de 4 años alcance aunque sea una victoria, ahora ya ni siquiera tendrá la posibilidad de que enfrente a un lote similar –en edad y en méritos de carrera– sino que estará condenado a enfrentarlo a rivales más jóvenes hasta esperar que en pruebas de hándicap encuentre un lote donde pueda pelearla.

Hasta el año pasado, el Jockey Club del Perú programaba pruebas condicionales para caballos de 4 años en todas las categorías (no ganadores, ganadores de 1, ganadores de 2 y ganadores de 3 y 4 carreras). Luego amplió el margen de edad a caballos de 4 años y más edad, con premios que fluctuaban entre los 3.700 soles al ganador (para perdedores) hasta los 5.000 soles al ganador (para ganadores de 3 y 4 carreras).

Habría que hacer un listado de todas las condicionales que se programaron solo el 2014 para hacerse una idea de lo que el Jockey Club del Perú se viene ahorrando ahora con el simple hecho de no volver a programar estas carreras para caballos de 4 años. Sin embargo, haciendo un rápido ejercicio matemático, un caballo que a los 4 años ganara todas sus condicionales, podía recibir más de 18 mil soles en premios, con lo que prácticamente le permitía a su dueño cubrir todo un año de pensión.

Sin embargo, los defensores de esta nueva disposición afirman que se debería imitar otras realidades, como la americana, por ejemplo, donde las carreras se reservan en base a los triunfos de los caballos y no a sus edades. Habría que recordarles a ellos que mientras Estados Unidos produce 15 mil caballos al año para casi 50 hipódromos, Perú no llega a los 700 productos anuales para intentar nutrir dos colosos hípicos.

Pero más allá está el tema de los premios. Nuestra realidad está estructurada para que el dueño de caballos no gane plata con el negocio de los caballos o, aunque sea, los triunfos del mismo les permitan cubrir los costos de manutención. Muy pocos pueden revenderlo, y si lo consiguen, lo hacen a un precio bastante menor.

Consecuentemente, poner en una misma carrera a caballos de 3 años y más edad, limitándolos por su número de triunfos, no incentiva para nada al propietario de caballos, ni a quienes se animen a entrar en el mundo de la hípica.

Y solo como ejemplo podemos decir que de las 53 ‘condicionales’ programadas en lo que va del año y que han sido reservadas para caballos de todas las edades, en 47 ocasiones han ganado los productos de 3 años (89%) frente a 6 (11%) ganadas por caballos de 4 años.

Todos estos datos deben hacer pensar a las autoridades que el sentido de dirigir una institución hípica es incentivar a los pilares de la actividad. Si al propietario de caballos se le va a golpear desde todos los lados, con aumento en los costos de pensión, con carreras programadas solo para que ganen algunos caballos, estamos conduciendo al turf por un camino de retorno hacia aquella etapa que algunos ya parecen olvidar.

Modificado por última vez en Jueves, 29 Enero 2015 17:22

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.