Mar05302017

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Especiales GP Nacional 2016: La historia de la cuarta corona

GP Nacional 2016: La historia de la cuarta corona

29 Noviembre 2016 -  by Perú Hípico

El “Clásico Augusto Bernardino Leguía y Salcedo” empezó a disputarse desde 1908, en el recordado Hipódromo de Santa Beatriz y bajo el mandato de Carlos II Watson como Presidente del Jockey Club de Lima.

Era un homenaje a quien había sido el segundo presidente en la historia del Jockey Club de Lima (entre 1888 y 1889), y que por ese entonces –1908– había ganado la presidencia del Perú, por primera vez.

Dueño del Haras San José y de los studs Club Hípico y Alianza, Augusto B. Leguía se destacó como uno de los principales impulsores de la actividad turfística en nuestro país. En el Libro Historia del Turf Peruano, de Adolfo Vásquez Pequeño y Jorge Young Bazo, lo describen como un apasionado de las carreras de caballos, que no escatimó esfuerzos para colocar al Deporte de los Reyes como una industria con proyección.

En 1890, con tan solo 27 años y junto a Pedro Larrañaga, fundó el Haras San José, en los terrenos del fundo del mismo nombre. Fue el primer centro de crianza de caballos de carrera del que se tiene conocimiento en la historia de nuestro turf.

Para 1893, Leguía vuelve a aparecer en la historia de la hípica peruana como el fundador de la primera caballeriza nacional: El Stud Club Hípico, en sociedad con Federico Wakeham y Leopoldo Ottenheim. Seis años después, junto al comerciante inglés Henry Mathison Beausire, crean el Stud Alianza, de gran renombre y sonados éxitos en las primeras décadas del siglo 20.

Según el libro de Young Bazo y Vásquez Pequeño, Leguía pasaba puntualmente todas las mañanas, a las 4, por la casa de Leopoldo Ottenheim y en su coche se iban a la Cancha Meiggs, en Bellavista, para supervisar el movimiento de su stud. Un detalle de la gran pasión que el posterior Presidente de la República tenía por el turf.

Pero volviendo al Clásico Augusto Bernardino Leguía y Salcedo, la primera edición de esta carrera en su homenaje fue ganada por el caballo importado chileno King Of Hearts, que defendió los colores del Stud Iris, de propiedad de Carlos II Watson. Los dos siguientes años, la carrera volvió a programarse, hasta que fue interrumpida por los conflictos sociales – políticos que vivió el país.

El “Clásico Augusto Bernardino Leguía y Salcedo” se programó por etapas. Una primera, ya dicha, entre 1908 y 1910; luego se reprogramó entre 1923 y 1929; entre 1940 y 1951; y desde 1953 hasta 1966.

Sin embargo, en 1945 el Jockey Club de Lima decidió instaurar en el calendario clásico del Hipódromo de San Felipe el “Gran Premio Nacional”, siendo su primer ganador el caballo Lautaro, de propiedad del Stud Valparaíso. Desde ese año y hasta hoy, se han disputado 71 ediciones de manera ininterrumpida.

Fue en 1967 que el “Gran Premio Nacional” se fusionó con el “Clásico Augusto B. Leguía y Salcedo” y la carrera fue renombrada “Gran Premio Nacional Augusto B. Leguía”, considerada desde ese año la cuarta corona de la hípica nacional.

Fue al año siguiente, en 1968, que la carrera tuvo doble edición, con el cambio de la estación de montas del segundo al primer semestre.

La competencia fue inicialmente programada sobre distancia de 3.000 metros y hasta bien entrada la era del Hipódromo de Monterrico. Una vez inaugurada la cancha de césped, la cuarta corona pasó a ser disputada sobre ese escenario. La distancia varió entre los 2.600 y 2.800 metros. Con ello, se brinda oportunidad al mejor “stayer” de cada generación; es decir, al especialista en distancias de fondo.

Modificado por última vez en Sábado, 03 Diciembre 2016 15:59

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.