Mié11222017

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Especiales Carlos Javier Herrera, el jinete de los 1000 triunfos

Carlos Javier Herrera, el jinete de los 1000 triunfos

15 Julio 2017 -  by Perú Hípico

El 18 de julio del 2010, Carlos Javier Herrera ganó el Campeonato Internacional de Jockeys Perú-Chile que se realizó en el Hipódromo de Monterrico y fue sin duda uno de los momentos más inolvidables de su exitosa carrera. Pues a tres días de cumplirse 7 años de ese laureado triunfo, el menor de los Herrera consiguió hoy algo que no muchos jinetes lograron en el Coloso de Surco, es decir, ganar su carrera número mil en las pistas de Monterrico.

El reloj marcaba las 3:42 de la tarde y Carlos Javier cruzaba la meta en forma victoriosa y haciendo con el brazo un gesto ganador como diciendo: “por fin lo conseguí”. Y vaya la forma como lo consiguió, pues se ganó un ‘carrerón’ con la yegua Green Wave (ARG, Equal Stripes) en el Clásico Estados Unidos de Norteamérica (2.000 m) derrotando con grandes finales a la favorita Ikaya (Bradock).

El menor de los Herrera estaba emocionado al regresar al paddock y es que seguro se le vino a la mente en contados segundos tantos triunfos y recuerdos en su vida profesional. La emoción se reflejó en su rostro cuando vino el saludo de sus compañeros, los propietarios de la yegua ganadora y sobre todo del abrazo de su hermano mayor y referente, Jacinto Rafael Herrera, y su padre Julio, con quienes no paraba de tomarse las fotografías para el recuerdo.


En representación del Jockey Club del Perú, el director de la institución, Marcelo Cancino, le entregó un cartel que lo felicitaba por los 1,000 triunfos obtenidos en su campaña en el Hipódromo de Monterrico.


Visiblemente emocionado, Carlos Javier agradeció el gesto y en sus primeras declaraciones dedicó el triunfo a sus padres, hermanos e hijos. “Por fin se me dio la carrera y pude conseguir este objetivo que lo estaba buscando. La yegua estuvo más cerca que otras veces y al final pudo definir”, manifestó Carlos Javier.


Y cuando decimos que son pocos jinetes peruanos que consiguen superar la valla de los mil triunfos en el hipódromo local es porque si bien es cierto hay varios jinetes que superaron esa marca, la mayoría lo hizo en hipódromos del extranjero, ya que emigraron o simplemente repartieron sus victorias en diversas partes del mundo, donde mostraron su calidad y destreza con el látigo.

GRANDES TRIUNFOS EN LOS 1.000
Pasaron largos once años y medio de su debut como aprendiz en las pistas de Monterrico –y donde llegó quinto de la yegua Angiolina (The Minster)– y en todo este tiempo, Carlos Javier ha conocido las dos caras de la moneda. Es decir, saboreó triunfos inolvidables y también tuvo tardes que hubiera preferido no vivir.

Ahí están para el recuerdo sus tres victorias en el Derby Nacional (G1–2.400 m) con Koko Mambo (Apprentice) en el 2009, con Fly Lexis Fly (USA, Badge Of Silver) dos años después y con Kung Fu Mambo (USA, Giant’s Causeway) en el 2012. También está aquel inolvidable doblete en los Clásicos Selectos 2010 (para machos y hembras) que logró en el mes de junio con el caballo Infiernillo y la yegua La Cruzada, ambos hijos del padrillo Quintillón.


De igual modo, está el título del Campeonato Internacional de Jockeys Perú-Chile -que mencionamos líneas arriba- y donde se impuso con los caballos Zubsky (Play The Gold) y Verlaine (Stormy Atlantic) y llegó tercero con el ejemplar Fanger (Farallón P.) en las tres carreras programadas. Carlos Javier totalizó 23 puntos y se impuso largamente al también jockey peruano Benjamín Cacha Padilla que obtuvo 12 puntos dejando tercero al jinete chileno Fernando Díaz.


Pero como también dijimos, hubo tardes no tan gratas, como las rodadas en plena carrera a la que todos los jinetes se exponen. Sin duda la peor sucedió en de junio del 2015, cuando conduciendo a la yegua Elita Bonita (Museeb) cayó en forma aparatosa durante el recorrido del Clásico Libertador José de San Martín. No solo fue conducido en estado inconsciente a la clínica, sino que las noticias daban a entender que podía pasar lo peor. Felizmente, Carlos Javier pudo ganar esta carrera al infortunio y luego de algunos meses regresó a las pistas.

UNA FAMILIA CON HISTORIA HÍPICA
Para los aficionados a la fusta no es desconocido que el apellido Herrera es sinónimo de éxito en Monterrico y sin duda, ya es parte de la historia de la hípica peruana. Carlos Javier es el menor de cuatro destacados jockeys como Edward, Julio Guillermo y Jacinto Rafael, éste último de talla mundial que paseó su calidad por hipódromos de Argentina y Estados Unidos y que desde inicios de año, volvió a Monterrico a deleitar a los aficionados con su reconocida su calidad. Pero también es hijo del ex jinete Julio Herrera y sobrino de los recordados jockeys Guillermo ‘Golo’ Herrera y Oscar ‘El Tigre’ Gómez.

Sin duda alguna, el 15 de julio de. 2017 será una fecha difícil de olvidar para este buen jinete nacional. No solo porque consiguió las mil victorias en el hipódromo que lo vio nacer y crecer, sino porque lo ganó en una prueba clásica y con una conducción magistral y un final mejor, que le puso una emoción adicional a esta carrera, que con solo tres ejemplares en la pista, parecía que pasaría como una competencia más, pero al final no fue así.

CARRERAS GANADAS POR CARLOS JAVIER HERRERA                              

   AÑO              VICTORIAS

   2010                          140

     2015                         36

   2006                    89

   2011                          122

     2016                         62

   2007                    26

   2012                          133

     2017                         32

   2008                    93

   2013                            78

 

   2009                  127

   2014                            62

 TOTAL:                  1,000

Modificado por última vez en Martes, 18 Julio 2017 22:25

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.