Vie10202017

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Nacionales Lima Especiales Lass ‘Bodas de Plata’ de la cuádruple corona de Stash

Lass ‘Bodas de Plata’ de la cuádruple corona de Stash

09 Agosto 2017 -  by Perú Hípico

Eran las 4:44 p.m. del 9 de agosto de hace 25 años y se abrían las puertas del partidor que llevarían a la gloria a un caballo que no solo marcó historia en la hípica peruana, sino que se convirtió mientras estuvo en las pistas de Monterrico, en el engreído de la afición peruana.

Hoy señores, se cumplen 25 años de la hazaña de este noble y corajudo hijo de Stack y la yegua Simper, que se sumaba a la lista de los históricos Pamplona y Santorín y se convertía en el tercero y hasta ahora último cuádruple coronado de la historia de la hípica peruana. Y de paso, también catapultaba a su joven jinete Adolfo Morales en el primer jockey que ganaba la cuádruple corona superando de esta manera a su padre, el recordado Arturo ‘Tulo’ Morales, que fue el jinete de Santorín, pero que solo ganó tres de las cuatro coronas de su generación.

Hasta ahora, los hípicos que pasan la barrera de los 30, deben recordar la emocionante voz del inolvidable Kiko Aguayo que en los últimos 150 metros de ese inolvidable Augusto B. Leguía decía ‘Stash por fuera y Camiunch por dentro, cabeza a cabeza’ y es que conseguir esta cuádruple corona no fue para nada fácil al conducido por Morales, quien tuvo que apelar a toda su energía y calidad para lograr el triunfo.

Y es que los triunfos en las cuatro coronas que consiguió el hijo de Stack no fueron nada fáciles y en por lo menos tres de ellos, la definición se dio en los últimos 200 metros de la competencia. Pero de ellos, hablaremos después, primero recordaremos el Augusto B. Leguía, que se disputó sobre una distancia de 2,600 metros y en donde Stash demostró que no solo corría bien en la arena, sino también en la grama.

FUERON TRECE PARTICIPANTES

Cuando los 13 participantes de esta emocionante competencia salieron del partidor, inmediatamente el veloz Kisher salió a tomar la punta seguido de Artimack y Torre de Marfil. El ganador Stash había partido sètimo. Cuando pasan por primera vez frente a la meta y ya habían recorrido 800 metros, el puntero Kisher se había disparado con cuatro cuerpos y es donde Adolfo Morales apura al favorito Stash para quedarse segundo. La rival de la competencia, la yegua Camiunch, se ubicaba en ese momento en el décimo lugar corriendo de atrás, como era su costumbre.

Hasta los 1,300 finales, se mantenía en la punta Kisher, a cuyo jinete Narciso Vargas se le había corrido la montura y se había desestribado. De eso aprovechó, Adolfo Morales para apurar con Stach y tomar la delantera y separarse con cuerpo y medio, en momentos que Luis ‘Chepenano’ Gonzales apura con Tingnanello y se pone en su persecución a un cuerpo. En ese momento, avanzaba Camiunch apurada con Edwin Talaverano y ya estaba sètima.

Al ingresar a la recta final, Stash mantenía posiciones sobre Tingnanello y en ese momento, Talaverano coloca quinta a Camiunch. Faltan 300 y Stash resiste el embate de Tingnanello que se llegó a poner a medio cuerpo y por tercera línea aparece la atropelladora Camiunch. Los últimos 200, la yegua iguala las posiciones de Stash, que demuestra su coraje y valentía y lucha cabeza a cabeza con Camiunch. Las repletas tribunas de Monterrico rugían más que nunca y la meta sorprende con una ventaja mínima para el potrillo, que así logra igualar la hazaña del mítico Santorín.

FUERON LABORIOSAS VICTORIAS

Pero como dijimos líneas arribas, las otras tres coronas no fueron tampoco nada fáciles. Hay que decir que la ‘Polla de Potrillos’ corrida el 19 de abril fue quizás la victoria más holgada que tuvo este buen potrillo, que llegó en condición de favorito y respondió a las expectativas al ganar por tres cuerpos y medio a Cardinale. A la segunda corona del ‘Ricardo Ortiz de Zevallos’ también llegó en calidad de favorito y respondió a la confianza de los aficionados ganando en una carrera que se le tornó algo complicada en los 700 metros y al final pudo prevalecer por un cuerpo tres cuartos sobre nuevamente el buen caballo Cardinale.

Y luego vino la tercera corona, el Clásico ‘Derby Nacional’ donde competía contra Camiunch, la yegua que también había ganado las dos primeras coronas de las potrancas y por supuesto, le daba nuevamente la revancha a Cardinale, su escoltador en las dos primeras coronas de los machos. Y vaya que fue una victoria laboriosa y corajuda, la del pupilo de Eduardo Pianezzi, que días antes había tenido unos problemas en un casco, pero que finalmente fue superado y ese día pudo imponerse con un cuerpo de ventaja nuevamente sobre Cardinale y Camiunch que llegó a cabeza del segundo.

UN LATINOAMERICANO INOLVIDABLE

Y para terminar, con el recuento de clásicos notables que ganó este històrico caballo, nos remontamos al 14 de marzo de 1993, cuando Stash -contra su modalidad- tomó la punta en la XIII Versión del Clásico Latinoamericano corrido en el Hipódromo de Monterrico y se vino de punta a punta, despertando la euforia de los miles de aficionados que ese día llenaron el coloso de Surco y vieron triunfar a su ‘cuádruple coronado’ por más de cinco cuerpos sobre los chilenos Barrio Chino y Cayumanque, que ocuparon el segundo y tercer lugar, respectivamente, mientras cuarto llegaba el argentino Friud. Ese día, Stash fue conducido por el jinete Edwin Talaverano, en uno de sus primeros triunfos internacionales.

En este recuerdo no podemos dejar de mencionar la frustración de los hípicos peruanos que habían visto con expectativa la participación de Stash en el internacional Carlos Pellegrini en diciembre de 1992, cuatro meses después de haber conseguido la hazaña de la cuádruple corona. Lamentablemente, el caballo no ingresó al partidor y fue retirado del mismo, quedando la incógnita si hubiera conseguido la hazaña del otro cuádruple coronado Santorín, que ganó en 1973 esta tradicional prueba corrida en Argentina, nada menos que por 13 cuerpos.

BRILLANTE CAMPAÑA

En su brillante campaña de 14 salidas a la pista, el criado en el Haras Rancho Fátima logró 8 triunfos (todos ellos clásicos) 4 segundos lugares y 2 terceros. Además, de los cinco clásicos ya mencionados, el hijo de Stack también se impuso en el Gran Clásico Selección de Padrillos, Carlos Segundo Watson y José Soyer N.

Stash fue Caballo del Año y Potrillo Campeón de 3 años en 1992 y Campeón Adulto en 1993. Cuando fue a la reproducción tuvo entre sus descendientes a caballos como Palestino que ganó 12 carreras y fue Potrillo Campeón de 2 años y ejemplares ganadores clásicos como Shanon, Stich y Favorite Strider.

Sin duda alguna, Stash fue un campeón que dejó huella y que los aficionados que lo vieron correr y palpitaron con sus triunfos nunca olvidarán. Tuvieron que pasar 19 años para que Stash emulara la hazaña de Santorín (y 14 para que éste último repitiera lo conseguido por Pamplona en 1959) y hasta ahora pasaron 25 años y no hubo un nuevo cuádruple coronado en la historia de la hípica peruana. ¿Será que algunos de los potrillos o potrancas de esta nueva generación reescribirá la historia? En diciembre o quizàs antes tendremos la respuesta.

Modificado por última vez en Domingo, 13 Agosto 2017 12:25

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.