Sáb07212018

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Especiales Lutz, de punta a punta, fue el primer triunfo en un Latino

Lutz, de punta a punta, fue el primer triunfo en un Latino

06 Marzo 2018 -  by Perú Hípico

Ahora que estamos a pocos días de una nueva edición del clásico Gran Premio Latinoamericano, que la delegación peruana está representada por cuatro muy buenos caballos y la posibilidad que este domingo los aficionados a la hípica estemos gozando de un nuevo triunfo internacional son bastante altas, es bueno recordar algunos triunfos notables alcanzados por ejemplares nacionales, que siempre estarán en nuestro recuerdo, pues dejaron en alto el nombre del turf nacional.

Y esta vez queremos recordar el primero de estos nueve triunfos que consiguió la hípica nacional en las ya 33 ediciones que se corrieron de este renombrado clásico. Nos referimos a la notable victoria obtenida por el caballo Lutz, el castaño hijo de Lord Layabout y la yegua peruana Presunción, que con el número 3 en su montura, se impuso en el Hipódromo La Rinconada de Venezuela.

El pasado viernes 2 de marzo se cumplió nada menos que 32 años de la hazaña conseguida por este ejemplar, que mandó desde el inicio de la carrera y con una acertada conducción del inolvidable Víctor ‘El Colorado’ Bardales y bajo la sapiencia del entrenador Sabino Arias, quien aún se mantiene vigente, escribió por primera vez en la página de la historia de este codiciado clásico, el nombre del Perú en el podio de ganador.

Hay que recordar que Lutz clasificó a esta carrera internacional, luego de imponerse en forma categórica en el Clásico ‘Ciudad de Lima’. Estuvo acompañado en la pista venezolana por los créditos nacionales Sergis Khan y Negrito, quienes ocuparon los dos primeros puestos en el clásico ‘Pedro García Muro’.

El crédito nacional no estaba entre los favoritos de la competencia, pues frente a él tenía a ejemplares argentinos, brasileños y chilenos, de reconocida campaña. Por Argentina fue nada menos que el ganador del ‘Gran Premio Carlos Pellegrini’ edición 1985, Salvate Tel; por Brasil estuvo el caballo Expresso de Ouro, que era el crack del momento y ni que decir de los ejemplares chilenos encabezados por el ganador del ‘Derby de Viña’, Balbeck, acompañados del crack Geólogo, el caballo Poalco y la yegua Secuencia que finalmente fue la escolta de Lutz en la carrera.

Por eso de allí, mucho más meritorio el triunfo del conducido por Víctor Bardales, que si bien encabezaba la delegación de representantes peruanos, no estaba entre los cotizados de la competencia, ni mucho menos en los ojos de la prensa especializada de Latinoamérica.

LA CARRERA (DE PUNTA A PUNTA)

Fueron un total de 18 inscritos en esta competencia sobre 2.000 metros en arena y cuando se dio la partida de la carrera casi todos salieron al unísono, pero cuando transcurrían poco más de 100 metros ya asomaban el brasileño Lucks junto a los peruanos Lutz y Sergis Khan, como los que luchaban por tomar la delantera.

Tras una corta lucha y a 200 de la partida, el conducido por Bardales sorprendió a propios y extraños y tomó la punta sacando un cuerpo sobre el brasileño Lucks y tercero a menos de un cuerpo el peruano Sergis Khan, que en la teoría era más ligero que Lutz y el llamado a ser el puntero de la competencia. Cuarto se ubicaba el chileno Balbeck y quinto el caballo ‘Sindudar’, principal crédito venezolano. En ese momento los cotizados Salvate Tel y Expresso de Ouro estaban en los últimos lugares.

Todo transcurrió sin novedad en el frente y cuando faltan 1.200 metros Lutz se había separado con tres cuerpos sobre Lucks y Sergis Khan. El tiempo de 47.1 segundos para los primeros 800 indica que se corrió fuerte. Faltaba un kilómetro y las tribunas del Hipódromo La Rinconada empiezan a retumbar y es que el jinete de Sindudar apuró a su conducido y rápidamente se colocó segundo en persecución del peruano, dejando tercero a Sergis Khan y cuarto al chileno Balbeck que avanzaba de a poco. Otro que mejoraba era Geólogo y se colocaba quinto, mientras que no asomaban Salvate Tel ni Expresso de Ouro.

Cuando todos pensaban que el puntero disminuirá su marcha por el fuerte tren de la carrera (corrió los primeros 1.200 metros en 1 minuto y 12 segundos) el hijo de Lord Layabout les da la contra y se mantiene firme con casi tres cuerpos de ventaja sobre Sindudar poco antes de entrar a la recta. En ese momento aparecen los venezolanos Tío Cheo y The Horse, el brasileño Expresso de Ouro y la chilena Secuencia detrás del caballo venezolano.

Bardales dobló la curva en forma perfecta, sin perder un metro y al iniciar esta larga recta del hipódromo venezolano, Lutz apareció con cinco largos cuerpos de ventaja sobre los caballos antes mencionados, que trataban de acercarse. A falta de 300 metros, Lutz se mantenía con tres cuerpos de ventaja sobre Secuencia que ya quedaba segunda y tercero el caballo The Horse, que empezaba a descontar la ventaja en forma paulatina, dando emoción a la carrera.

Faltando 150 metros para la meta y Secuencia se colocó a solo cuerpo y medio y es allí donde Bardales le pide el último arresto a Lutz y lo castiga, respondiendo el caballo que finalmente mantiene casi un cuerpo de ventaja sobre Secuencia y a un cuerpo de esta llega el venezolano The Horse, que era el que más corría al final. Completaron la torre de llegada el otro venezolano Tío Cheo y el chileno Geólogo.

Los otros peruanos Negrito (conducido por el entonces jinete Arturo Morales) y Sergis Khan (con la monta de un jovencísimo Edgard Prado) llegaron en el sexto y décimo lugar. En tanto, los cotizados Expresso de Ouro (brasileño) y Salvate Te (argentino) llegaron en el puesto 16 y 17, mientras que cerró la marcha el otro brasileño Lucks, que tuvo la osadía de seguir a ese ‘avión’ llamado Lutz y le costó muy caro.

UNA GENERACIÓN DE GANADORES

El hijo de Lord Layabout fue a esta carrera internacional con poco menos de cinco años y recordemos que perteneció a una generación de grandes caballos como Galeno, Artigal, Lurín y Prince. Precisamente, en su debut, en la recta, escoltó al veloz Prince, adelantando nada menos que a Galeno, el notable hijo de Santorín, que al año siguiente, es decir, 1987 ganó esta misma carrera que se corrió en el Hipódromo de Monterrico, con la monta también de ‘El Colorado’ Víctor Bardales, que así lograba un doblete internacional para la hípica peruana y en forma personal.

Ese inolvidable día, el coloso de Surco rugió a más no poder cuando vio cruzar triunfante la meta al inolvidable Galeno sobre el otro caballo peruano Negrito, lográndose un capote peruano en aquella tarde.

Las reacciones de júbilo y algarabía que hizo el jinete Bardales, tanto en Venezuela como en Monterrico, están grabadas en la memoria de los aficionados que estuvieron en los hipódromos o vieron las carreras gracias a la magia del video. Todos los aficionados esperemos que este domingo, Jacinto Rafael Herrera, Edwin Talaverano, Carlos Trujillo o el uruguayo Pablo Gustavo Falero que conducirá a Dixie Wave, sea quien emule la hazaña de Bardales hace más de 30 años y haga ese gesto victorioso al cruzar la meta del Hipódromo de Maroñas.

Modificado por última vez en Martes, 06 Marzo 2018 08:53