Jue11212019

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Internacionales USA BC2019: Vino Rosso cerró una serie que llevó el sello de Irad Ortiz
Sábado, 02 Noviembre 2019 20:18

BC2019: Vino Rosso cerró una serie que llevó el sello de Irad Ortiz

Escrito por  Néstor Obregón Rossi
Valora este artículo
(0 votos)

Arcadia, California. Vino Rosso (USA, Curlin) se mostró superior este sábado en el cierre de la edición 36 de la Breeder’s Cup que se tramitó en Santa Anita Park. Bajo la gran fusta de Irad Ortiz Jr., el fornido alazán alcanzó la victoria más importante de su campaña, cuando sometió en la recta final al favorito McKinzie (USA, Street Sense) en la BC Classic (G1 – 2.000 m), para llevarse los más de 3,3 millones de dólares destinados al ganador.

Fue el mismo Vino Rosso que hace medio año había llegado a California para ganar la Gold Cup de Santa Anita (G1) en lo que era, hasta hoy, su única actuación en esta pista. Tras ello, viajó al otro lado del país para entrar tercero en Whitney Stakes (G1) y posteriormente perder por descalificación ante Code Of Honor (USA, Noble Mission) en el Jockey Club Gold Cup (G1).

Esta fue su revancha. Y así lo asumió Irad Ortiz Jr., el mejor jinete de los Estados Unidos en la actualidad, quien actuó con una frialdad para tomar decisiones atinadas que finalmente lo llevaron a cerrar una serie memorable en su palmarés. Porque ganar cuatro ‘copas’ en medio de los dos días de competencias, incluyendo la Turf (G1) y la Classic (G1), las dos más importantes carreras del certamen, hablan del gran nivel que luce quien debería llevarse, nuevamente, el Eclipse Award como mejor fusta del año.

Ortiz sacó rápido desde el arranque a Vino Rosso y lo ubicó detrás del lote puntero, ese que encabezaba War Of Will (USA, War Front) y que tenía como escoltas a Mongolian Groom (USA, Hightail) y McKinzie, que también se mostraron ligeros desde la suelta.

Pero el jockey se encargó de no caer en una pelea suicida. Fue midiendo tanto las velocidades del puntero como de su conducido. Lo guardó en el cuarto puesto y allí esperó todo lo que pudo. Cuando advirtió que McKinzie decidió definir en los 600 metros, antes de entrar a la recta final, allí también soltó a su conducido.

El piloto dejó que Vino Rosso empezara su avance letal. Lo sacó hacia una cuarta línea y en solitario avanzó en pleno giro de curva. Cuando pisaron la tierra derecha, prácticamente estaba a la par del favorito, listo para liquidarlo. McKinzie lo aguantó cien metros apenas. No pudo frenar la atropellada del nieto de Street Cry que pasó de largo y le terminó ganando por varios cuerpos de ventaja, cerrando el crono en 2min02s80 para los dos kilómetros.

Gran trabajo del afamado Todd Pletcher para colocar su undécimo ganador en la serie y el primero en la Classic (G1), dándole una gran alegría a Mike Repole y el St. Elias Stable, que lo compraron de yearling en los remates de Keeneland del 2016 en US$ 410.000 y hoy cuenta con una fortuna superior a los 4,8 millones.

De 4 años, quedará por ver el futuro de este caballo que parece haber alcanzado su gran nivel en la edad adulta. Tiene la Pegasus Wold Cup (G1) y la Dubai World Cup (G1) como objetivos inmediatos. Y en un panorama donde la actual potrillada no ha mostrado un líder claro, bien puede seguir extendiendo su reinado.

 

Foto: Prensa Breeder's Cup

Visto 56 veces Modificado por última vez en Sábado, 02 Noviembre 2019 21:21