Mar02252020

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Crianza Criadores Analizando el pedigree de los ganadores clásicos del fin de semana
Miércoles, 29 Enero 2020 10:04

Analizando el pedigree de los ganadores clásicos del fin de semana

Escrito por  Néstor Obregón Rossi
Valora este artículo
(0 votos)

Dos pruebas de nivel se disputaron el último fin de semana en Monterrico. En uno, Sagrario (Westow) empezó a demostrar sus buenos dotes para las competencias de jerarquía, luciendo un buen rush final; en el otro, El Puma Carranza (USA, Drosselmeyer) durmió a todos con su paso lento y se vino de un viaje en la carrera más importante del mes que está finalizando. Veremos aquí la composición genética de cada uno.

EL PUMA CARRANZA (USA) (2015, por Drosselmeyer y Star Wisper, por Quiet American)

Clásico Enrique Meiggs (G2 – 2.000 m)

Criador: Job D. Turner

Manejar el tren de carrera, bajo la muñeca de un Mariano Arenas que parecía tener un cronómetro, fue decisivo para el triunfo de este bien conformado alazán que compró de yearling el Stud Doña Licha en 12 mil dólares en los remates de Fasig Tipton en octubre del 2016.

La fotografía del pedigrí nos muestra un 4x4 a Mr. Prospector que, en verdad, a estas alturas ya no debería llamar la atención, debido a la gran cantidad de buenos caballos que tienen esa ecuación. Pero lo que sí debe ser materia de análisis son los nombres que aparecen en la cadena hasta llegar a ese gigante genético de la cría mundial, como lo es el hijo de Raise a Native.

Por el lado paterno, todo se forma mediante una línea que ya empieza a consagrarse en el turf moderno. La de Drosselmeyer – Distorted Humor – Forty Niner. Y tal vez aquí es que nos topamos con los primeros datos para encontrar el por qué de la capacidad corredora del nuevo ganador de Grupo del Stud Doña Licha.

Drosselmeyer fue vencedor de los exigentes 2.400 metros del Belmont Stakes (G1) y esa stamina la han ido herendando descendientes suyos, cuya lista sería materia de un artículo entero. Pero solo con mencionar que en Perú ya tuvimos el caso reciente de Yarek (titular del Clásico Comercio, G3, 2.300 m), que en Uruguay apareció hace un par de años Cerro Largo (ganador de pruebas de Grupo por encima de 2.200 m) y que en Rusia apareció Selme (venecedora de la Oaks sobre milla y media), tenemos suficientes pruebas para decir que una de sus bondades como padrillo es darle fondo a las crías.

El Puma Carranza mostró que no solo fue capaz de dominar los dos kilómetros con absoluta propiedad, sino ya ha dado muestras de que puede llegar con aire a tiros más exigentes y ser el termómetro ideal para medir la fuerza de sus oponentes. Claro, siempre y cuando le den a él la oportunidad de ser protagonista y no el que se sacrifique para que sus compañeros brillen.

Ahora, por encima de Drosselmeyer está la generosidad de Distorted Humor. Un semental que se está consolidando como un verdadero Padre de Padrillos con el éxito de varios de sus hijos a nivel mundial. Para el mercado peruano, mencionaremos el reciente caso de Westow, el garañón que murió tempranamente dejando una sola producción, encabezada por la doble campeona y doble coronada Toffee.

Perú ha tenido la suerte de contar con la descendencia de Distorted Humor. Solo mencionar a Sharp Humor (padre del campeón velocista Good Shine) y Endorsement (que ha producido al reciente ganador de G2 Radagast I), es listar algunos otros de sus destacados hijos en el mundo que siguen extendiendo ese linaje.

Así llegamos a Forty Niner, el eslabón principal de esta cadena. Padrillo de gran resultado, contar sus bondades extendería más el artículo. Pero solo decir que es el padre de Apprentice, ya es resumir la generosidad y versatilidad que ha tenido en la crianza mundial.

Esta ‘male line’ se refuerza por una rama baja bastante destacada. Empezando porque Star Whisper, la madre, es hermana del múltiple ganador clásico en media distancia Allens Oop, y desciende de Quiet American, uno de los mejores abuelos maternos de la época reciente.

A eso se le suma la generosidad de la familia 23-b, una de las más prolijas en el mundo de la cría, que ha dado nombres verdaderamente importantes, como los de Affirmed, Smart Strike, Ghostzapper, Mine That Bird, Beholder, entre otros.

 

 

SAGRARIO (2016, por Westow y Private Drill, por Privately Held)

Clásico Grozny (R – 1.500 m)

Criador: Haras Chuncho Bravo

Para muchos, no fue sorpresa la victoria de esta potranca. Había demostrado su talento no solo frente a las de edad, sino que había dado señales que podría hacerse importante en el lote de las adultas. Claro, que derrotar a los machos era otra historia, pero también la supo resolver con propiedad.

De buen físico, Sagrario tiene un pedigree que invita a soñar. No solo ahora, con lo que puede hacer en las pistas, sino para el futuro, con todo el aporte que le puede dar a la crianza.

Hija de Westow, nos lleva nuevamente a la ruta paterna que hablábamos respecto a El Puma Carranza (la de Distorted Humor – Forty Niner – Mr. Prospector), en otro claro ejemplo de lo importante que se está convirtiendo esa línea a nivel mundial y lo bien que está funcionando en nuestro medio. Pero el cruce con una hija de Privately Held, es aprovechar a un abuelo materno sobresaliente, que alcanzó la gloria máxima con su nieto Creator, el héroe del Belmont Stakes (G1).

Sin embargo, la línea materna de Sagrario, refuerza toda una composición genética que nos lleva a una yegua con potencial enorme para la crianza. La madre, Private Drill, no corrió, pero desciende de una de las ramas femeninas más importantes e influyentes en el medio nacional, que tuvo su origen en Paddington, una yegua estadounidense importada a inicios de la década de 1980 y que extendió en nuestro mercado las bondades de la familia 3m, aquella del gran corredor, padrillo y abuelo materno llamado Nashua.

Entre los hijos de Paddington destacaron dos: Stratos, que fue Campeón de la velocidad en 1986 y 1987, y Rex Sky, de la que descienden una larga lista de ganadores clásicos, como el caso de La Unión (bisabuela de Kappo), Arriba Alianza (madre de Matute, Mago Diego, Lama Sabactani y Negro), Brava (madre de Cruzada, Cristiano, La Colosa, Siete de Fuego y Bien Recibido), Branch (madre de Infiernillo, Mr. Johnnie y Best Seller y abuela de Inesperado), La Reserve (madre de Baccarat, El Gurka y Roscelin), entre otros.

Lo que no había sucedido (hasta ahora), es que otra de las hijas de Paddington ramificaran la corriente. Es el caso de Fluvia, la propia hermana de Stratos, y que aparece como la cuarta madre de Sagrario.

Todo un abanico de nombres de nivel a los que ahora se suma la hija de Westow y de la que se espera mucho, no solo en las pistas, sino las praderas.

 

 

Foto: Archivo Perú Hípico

Visto 75 veces Modificado por última vez en Sábado, 01 Febrero 2020 10:13