Vie08232019

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Especiales
Especiales

En la historia de la crianza del purasangre peruano, el Haras San Pablo ocupa un capítulo importante. No solo porque con su fundación se abrió una etapa de gloria en nuestro elevage, sino por la larga lista de buenos caballos que salieron de sus praderas para engrandecer la actividad hípica.

Las reuniones del domingo 28 y lunes 29, programadas por Fiestas Patrias, no solo nos trajo emocionantes y disputados clásicos, sino también la confirmación de que a pesar de su veteranía, hay caballos en Monterrico que desafían las estadísticas y siguen ganando carreras, demostrando de que la longevidad no solo es de los humanos.

Que levante la mano alguien mayor a 30 años que no haya visto –en vivo o por televisión– una carrera de caballos en Monterrico con la radio pegada al oído para escuchar que Raúl Serrano te la narre con su inconfundible estilo. No hay.

Louisville, Kentucky. Este sábado, el mundo hípico vivirá nuevamente la adrenalina que despierta la principal competencia de purasangres de todo el planeta: El Derby de Kentucky. “La carrera por las rosas” o “Los dos minutos más excitantes del deporte”, celebrará una nueva edición, la 145 desde que se cumplió el sueño de un coronel visionario afincado en Kentucky.

Es la noche de entrega de los Óscar y qué mejor día que iniciar una buena maratón de películas inspiradas en caballos de carreras, carreras de caballos o simplemente en los inteligentes animales veloces, para deleitarse con la mirada que el séptimo arte tiene sobre la industria del turf. Elegimos 10, de las muchas opciones, claro está, seleccionando principalmente aquellas que nos envuelve en la emoción que solo puede ofrecer el mundo hípico. Preparen las canchitas y sirvan las gaseosas que aquí vamos:

El próximo 10 de marzo el GPI Latinoamericano (G1), la carrera hípica más importante de esta parte del continente, celebrará su edición número 35 cuando reúna a caballos de Argentina, Brasil, Chile, Perú y Uruguay, y lo hará en uno de los más bellos recintos de turf del continente: El Club Hípico de Santiago.

La semana pasada, mi buen amigo, el ingeniero Fernando Rodríguez Larraín publicó en diversas redes sociales el listado de los hijos del legendario padrillo POSTIN que habían ganado clásicos en la hípica peruana. Armó dicha relación basado en una serie de publicaciones nacionales especializadas y llegó a la conclusión que POSTÍN encabeza el ranking con un total de 59 “Stakes Winners”, discutiendo así la versión de que eran 56 los hijos ganadores del influyente semental.

Edgar Prado no necesita mayor presentación. Es, sin duda, el jinete peruano más galardonado a nivel internacional. Pero en su largo y vasto palmarés hay un espacio reservado para la principal carrera hípica peruana, aquella que le ha sido esquiva a lo largo de sus 35 años de trayectoria deportiva.

I

Siete mil triunfos después, y frente a las tribunas de Parx Racing, un hipódromo de Pensilvania, el jinete Édgar Prado habría de recordar aquella mañana remota en la que su padre lo llevó a conocer el mundo de la hípica.

Conforme se acerca el domingo, día en que se corre el Longines GP Latinoamericano (G1) en el Hipódromo de Maroñas en Uruguay, la emoción crece en la afición y los recuerdos de victorias inolvidables y jornadas memorables que vivió la hípica peruana se vienen uno tras otro en la memoria de los verdaderos hípicos.

Página 1 de 3