Jue08222019

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Nacionales Lima

Lima

El tranco firme de Providencia (Colonel John) y el empeño de Miguel Vilcarima pudieron más esta tarde en el Clásico José Abelardo Quiñones (1.500 m), tumbando casi en el último salto las pretensiones de Labaya (Apprentice) y Carlos Trujillo, que amenazaban con traerse la prueba de un solo aliento.

La principal razón de Perú Hípico es que se debe a sus seguidores que a través de más de 15 años nos siguen brindando su preferencia. Es por eso que nos placé de sobremanera cuando los comentarios y referencias que brindamos en nuestro cuadro de pronóstico coinciden con los resultados finales de las competencias. 

Se cerró la primera mitad de la temporada 2019 y las estadísticas de crianza van mostrando los nombres de aquellos que se perfilan a ser protagonistas en esta última parte del año y con la continuación de la ‘Temporada Grande’ de la hípica nacional.

El deseo de muchos aficionados de ver a Donjuan (Galileo) cumpliendo funciones de semental en el mercado nacional se postergaría algún tiempo, tras conocerse esta noche que el querido tordillo se mantendría en actividad una temporada más.

Cuando un caballo ‘respira’ la milla y media como lo hace Storm Rodrigo (CHI, Dangerous Midge), es casi difícil frenarlo en el final. Porque toda su potencia se hace incontenible en los metros decisivos y su avance arrollador deslumbra y encandila a quien lo ve correr.

Más que talentosa resultó Gracia Divina (Street Hero), la menos experimentada del lote que este domingo consiguió su pase directo a la Breeders’ Cup Filly And Mare Turf (G1) mediante el tradicional Clásico Pamplona (G1 – 2.000 m, césped), uno de los grandes estelares del Festival Hípico 2019.

Federico Tesio decía que “un caballo corre con sus pulmones, defiende con su corazón y gana con su carácter”. Donjuan (Yazamaan) es el vivo ejemplo de tan célebre frase. Lo volvió a demostrar este domingo, cuando llevó las emociones al máximo en su inolvidable definición del Clásico América (G3 – 1.000 m), la cereza del pastel de un Festival Hípico 2019 que se vivió como pocos.

Cuando Abdel Nazer (Minister’s Joy) apareció en la recta final del Clásico OSAF (G2 – 1.600 m), lo hizo con tanta fuerza que era difícil no verlo como ganador. Había venido de menos a más toda la carrera y Juan Eugenio Enríquez lo hizo correr entrando a tierra derecha para adueñarse del espacio que se había formado entre Titánica (Meal Penalty) y Barbón (Badge Of Silver), los cuales ya no tenían las fuerzas para resistir.

Radagast (ARG, Endorsement) le ganó la atropellada al favorito More Than Words (USA, More Than Ready) entrando a la recta final y ahí se definió el Clásico Pedro García Miró (G3 – 1.800 m, césped), prueba inicial de los cinco clásicos que formaron el Festival Hípico 2019.

Como ya se sabe, en Perú el Clásico Pamplona (G1 – 2.000 m, césped) ha sido elegido como carrera clasificatoria a la BC Filly And mare Turf (G1) –el ‘Mundial de Yeguas’ en el pasto– mediante el programa Win and You’re In (Gana y estás dentro), que promociona Breeders’ Cup Ltd en todo el orbe.